6 May

pan de centeno

El Rugbrød o pan de centeno es una barra de pan rectangular oscura, llena de sabor y textura muy típica de Dinamarca. Se caracteriza por una masa abundante repleta de centeno, uno de los cereales más importantes del mundo por contener mucha más fibra, magnesio y fósforo que el trigo y que lo convierten en un pan nutritivo y saludable.

Según Martha Vargas, propietaria de la panadería Pan Danés, el centeno tiene el poder de ayudar a perder peso, aumentar la eficiencia del sistema digestivo previniendo las piedras biliares, reduce el riesgo de diabetes y de la presión arterial y protege de enfermedades cardiovasculares.

La base de esta receta es una masa fermentada que se prepara cuatro días antes de poder usarla para hornear, así adquiere un sabor característico que le permite mantener el pan fresco por más de una semana, y lo deja secar lo suficiente como para que se pueda rebanar y servir como una galleta crujiente.

A primera vista su preparación es un poco desafiante por la larga lista de ingredientes que incluyen harina y bayas de centeno, además de varias semillas, levadura de masa fermentada, cerveza y suero de leche que naturalmente toma tiempo elaborarla, pero la recompensa es excelente puesto que el sabor y olor son incomparables.

Debido a su densidad, los daneses lo comen como sándwich abierto al que se le unta mantequilla, embutidos, pescado ahumado y queso, entre otros ingredientes. Una rebanada de este pan con mantequilla es para derretirse, ¡ni qué decir si se combina con otros sabores y alimentos!

Le presentamos una versión sencilla que reduce el tiempo de fermentación a tan solo 24 horas, sin necesidad de cuidarlo y alimentarlo.

LEAVE A REPLY