Delicioso manjar

Según algunos historiadores, el jamón tuvo su origen en los pueblos celtas. Con el correr de los años se popularizó hasta convertirse en un favorito del imperio romano. Inclusive hay evidencia de que se acuñaron monedas en forma de jamón. 

El consumo de Jamón Pascua o Glaseado en fiestas especiales de fin de año, sería una costumbre de origen cristiana.  Según donde se lo cocina, tiene diferentes presentaciones. En Hungría, por ejemplo, se sirve en un plato rodeado por huevos cocidos en el mismo caldo del jamón con el fin de capturar su aroma y color.

Hay innumerables maneras de cocinar el jamón navideño, dulce, salado, con salsas de distintos sabores como menta, miel y piña, melocotones, manzanas, miel de maple, u otras. Se puede preparar de forma anticipada y servirlo frío; aunque hay quienes lo prefieren caliente.

El jamón glaseado es una receta típica navideña muy fácil de preparar que se convierte en una alternativa deliciosa con una presentación maravillosa, bastante saludable, respecto a otros alimentos que contienen mucha grasa.

Actualmente, el jamón es un alimento que se consume en América y Europa y en algunos países del supercontinente euroasiático, este plato es célebre e infaltable. ¡Anímate a probarlo!

LEAVE A REPLY