Con la cercanía del fin de año y la fiesta de Navidad, las celebraciones con amigos, colegas de trabajo y familiares son más habituales. A la hora de ponerse de acuerdo la mente se enfoca en el menú, la rica comida que compartiremos. Pero pocas veces coincidimos en la bebida que acompañará las delicias de la mesa.

Una de las más tradicionales en las celebraciones decembrinas es el ponche navideño, un delicioso cóctel que al contener varias frutas posee un alto valor nutricional. Es rico en vitaminas A y C, por tanto beneficioso para el organismo. Y lo mejor de todo, preparado sin alcohol, lo pueden disfrutar tanto chicos como grandes.

Esta deliciosa bebida proviene de la India y su nombre se origina de la palabra hindú  ¨pãc¨, que significa cinco, el número de ingredientes que originalmente lo componían. Pero con la llegada de los ingleses a la India se modificó al inglés con la palabra ¨punch¨ y de ahí deriva el término ponche. Normalmente se prepara con las frutas de temporada, algunas llevan ron o simplemente el jugo de la fruta de preferencia de los comensales.

Dependiendo del país donde uno se encuentre, el ponche tiene distintos ingredientes; en Estados Unidos se prepara con huevo, azúcar, leche, crema, nuez y bourbon, por ello se lo denomina ponche de huevo.

El ponche dulce de ciruelo y guayaba se bebe caliente en algunos países porque coincide con el invierno. Hay otras versiones frías, como el ponche de ron que se comparte en la mesa dominicana, una bebida cremosa y dulce con el toque que le aportan la leche condensada y la leche evaporada, a las yemas de huevo, la nuez moscada y el ron blanco.

Así también hay otras variantes en otras partes de América y Europa para estimular el paladar de la familia y las amistades.

Puede optar por el que mas le guste. Aquí le proponemos una receta para disfrutar junto a sus seres querdos.

LEAVE A REPLY