El look perfecto

para una madrina

La madrina ocupa uno de los lugares principales de la boda, por lo general es la madre del novio y quien lo acompaña hasta el altar, por este motivo la elección de su vestuario debe ser muy acertado y elegante, siempre sin opacar a la novia.

Un vestido corto es una buena opción si la boda es de día, y largo, si es por la noche. La regla es que la madrina es la única invitada que puede ir con traje largo sea cual sea la hora de la ceremonia.

La distinguida marca Pronovias apuesta por el tul, la gasa y la seda, telas consideradas ¨reinas del romanticismo¨. Un vestido con falda evasé, de talle a la cintura y el sugerente cuerpo ilusión con pedrería bordada crea un efecto de segunda piel, look perfecto para potenciar el lado femenino de la madrina.

Las propuestas de Rosa Clará marcan tendencia y elegancia con su colección cocktail que presenta fantásticos vestidos largos en guipur, georgette y canutillos en color humo, nude y marino.

La elección de su vestuario debe excluir escotes pronunciados y el color blanco

Teresa Ripoll presenta diseños cortos en dos y una piezas en un fantástico tono verde y bordado artesanal a tono con el clutch o la cartera de mano.

La colección exclusiva de la marca Esthefan, especialista en madrinas, contiene vestidos con chaqueta, top con pantalones, vestidos con capelina, piezas de encaje y diferentes texturas como crepé y brocado estampado.

LEAVE A REPLY