Carme Ruscalleda

Las exitosas casas de

Carme Ruscalleda



Con siete estrellas Michelin, la chef catalana Carme Ruscalleda está en la cúspide del ránking de la fama culinaria. Las siete estrellas la ubican, junto a la francesa Anne-Sophie Pic, como las mujeres con más distinciones recibidas de la reconocida guía gastronómica.

La cocinera nació en una familia de agricultores y comerciantes. Si bien de pequeña mostraba aptitudes artísticas, fue incentivada para formar parte del negocio familiar, un local en el que se vendían chacinados elaborados en la propia casa, además de conservas seleccionadas, quesos y vinos. Finalizó sus estudios de comercio mercantil y luego se dedicó al aprendizaje de las técnicas de charcutería, para, en 1968, incorporarse al negocio que entonces regenteaba el padre.

En 1988, junto a su esposo, Toni Balam, transformaron en restaurante un viejo inmueble situado justo enfrente del negocio familiar. Así nació el restaurante Sant Pau, en esa casa señorial con jardín y vistas al mar. En un principio, con una carta modesta que consistía en embutidos, quesos y patés, junto con algún guiso, canelones y ensaladas. Actualmente es un espacio cosmopolita, con capacidad para 35 comensales, al que acude todo tipo de clientes, muchos de ellos turistas, y que ha sido distinguido con tres estrellas Michelin.

Cocinando con productos de temporada de su tierra, la chef elabora allí recetas creativas y contemporáneas. Nacida en la zona del Maresme catalán, famoso por sus puertos de pesca y sus huertas, sus platos incorporan ingredientes locales creando un equilibrio perfecto, jugando con texturas y contrastes.

Es con este restaurante, Sant Pau, que lleva el nombre del lugar donde nacieron Ruscalleda y Balam, donde se inicia su ascendente trayectoria que en pocos meses cumple 30 años de vida, y que será celebrada en el Palau Robert, sala de exposiciones de Barcelona, con una muestra dedicada a su carrera.

Madre de dos hijos, Carme supo transmitir su amor y dedicación por la cocina. Uno de sus hijos, Raül, comparte esa pasión y hoy, como chef-jefe del segundo restó de Carme, reconocido con dos estrellas, Moments, ubicado en el Hotel Mandarin Oriental, es el encargado de dar forma a la cocina catalana.

Y en el barrio de Nihonbashi, en Tokio, Carme creó en 2004 una réplica del Sant Pau, cuya cocina está a cargo del chef Yosuke Okazaki quien junto a ella son los hacedores de una carta variada en la que se destaca la carne de cerdo ibérico, el pichón cocido en aroma de cerezo y los postres temáticos, que se degustan en un ambiente en el que lucen los cuadros de pintores españoles de vanguardia y sus dos estrellas Michelin.

Ruscalleda lleva escritos varios libros, como Diez años de cocina en el Sant Pau (1998), Cocina en casa (2005), Carme Ruscalleda’s Mediterranean cuisine (2007). El último, La màgia de la cuina, escrito junto a Pilarin Bayés se encuentra actualmente entre los libros más vendidos de España.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *