Omega 3 es un tipo de grasa que nuestro organismo no produce por sí solo, pero que lo necesita para mantenernos sanos. Por lo tanto, si queremos brindarle a nuestro cuerpo niveles adecuados de Omega 3 la clave es consumir alimentos que concentran este tipo de grasa saludable.

Encontramos ácidos grasos en los pescados azules como el salmón, las sardinas, las anchoas y el atún. También lo contienen los vegetales como las semillas de lino, chía y cáñamo, además de frutos secos como las nueces, aceite de soja y de oliva.

Los ácidos grasos Omega 3 aportan numerosos beneficios al organismo como disminuir el riesgo de padecer problemas cardiovasculares, evitar la acumulación de grasa en el hígado, retrasa el envejecimiento, y actúa contra la artritis reumatoidea, enfermedad de Crohn, lupus u otras según señala una investigación publicada en la revista del Colegio Americano de Nutrición.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) recomiendan consumir entre 1 y 5 gramos máximo de Omega 3 por día para personas adultas sanas.

 

LEAVE A REPLY