Hierro y calcio

fuentes e importancia

Nuestro cuerpo precisa de minerales esenciales para diversas funciones vitales, entre ellos el hierro y el calcio. El hierro permite transportar el oxígeno en la sangre, mientras que el calcio es imprescindible para el crecimiento de los 

huesos y dientes, contracciones musculares, la conducción de los impulsos nerviosos y la regulación del ritmo del corazón.

La falta de hierro se presenta en las personas anémicas, y de calcio, cuando hay dolores en las articulaciones, hormigueos y calambres musculares, ritmo cardíaco anormal con palpitaciones y osteoporosis.

La fuente común de hierro es la carne de res y de cordero que aportan un 17% del valor diario de hierro; el hígado, las semillas de calabaza, las lentejas y el chocolate también aportan una gran cantidad de este mineral.

Encontramos calcio en las hojas verdes como col, berro, espinacas, acelgas y en los productos lácteos, esenciales para la formación, crecimiento y fortalecimiento de los huesos.

Ensayos clínicos han demostrado que los suplementos de calcio combinados con vitamina D aumentan la densidad ósea y previenen fracturas en mujeres menopáusicas, y su ingestión se recomienda para las personas que sufren osteoporosis.

Los suplementos de calcio se absorben mejor si se toman acompañados de las comidas. Respecto al hierro, las mujeres embarazadas necesitan consumir en una dosis superior para el sano desarrollo del bebé y de ella. Este mineral se puede adquirir en líquido, gotas o ampollas.

La necesidad de estos minerales varía en función del estado y constitución de cada individuo, lo bueno es que la naturaleza nos brinda muchos alimentos ricos en hierro y calcio, solo hay que aprovecharlos.

LEAVE A REPLY